La problemática de la displasia de cadera

   
    Además se da la circunstancia que los ejemplares más robustos, con más sustancia son los que más boletos atesoran de padecer la enfermedad.
 
     Por tanto, como conclusión diremos que estamos muy lejos de erradicar el problema, pero en nuestras manos está el controlarlo y reducirlo adecuadamente. Para ello sólo es necesario hacer las cosas bien:
 
 *   Radiografiar y enviar las placas a la BVA para su valoración.
 *   Seleccionar correctamente los reproductores.
 *  Criar los cachorros dosificando la alimentación con el fin de  no provocar crecimientos muy rápidos u obesidad.
 * Los fármacos regeneradores de cartílago (glucosamina, cartílago de tiburón,...) son paliativos, pero no solucionan el problema.
*    No criar los cachorros sobre suelos resbaladizos que provocan múltiples traumatismos y subluxaciones.
*    No someter a individuos jóvenes a grandes esfuerzos o trabajo exagerado que deformará la articulación antes de que esté consolidada.

      

Caderas con score: 13          Caderas con score: 39