Una raza polivalente y singular
Texto y Fotos: Gustavo Fernández Arias, afijo Santa Compaña

Foto: Ch. Orán de Cal Arana

 

           El Golden Retriever es un perro de caza, de origen británico con aptitudes innatas para el cobro, es decir, traer al dueño las piezas abatidas. Este tipo de utilidad: cargar con piezas sujetas en sus fauces, sin destrozarlas, memorizar los puntos de caída de cada una, entregarlas al cazador con obediencia y suavidad, ..., todo esto es la base de las cualidades que hacen del Golden un entrañable y noble compañero.

        A pesar de ser una raza de indudable belleza, el motivo de su reciente popularidad estriba en su carácter. Cada vez los propietarios de animales de compañía buscan un compañero de fatigas que puedan llevar a cualquier parte, obediente y cariñoso hasta con los extraños y feliz de jugar con los niños. Esto es un Golden. No busquéis en él un perro de guarda o defensa. Su infinito amor por la especie humana, la nobleza de su temperamento y la ausencia de temor o desconfianza hacia otras personas o perros hacen que no pueda ser utilizado para estos menesteres.
          Las grandes aficiones del Golden se reducen a los largos paseos con sus dueños, jugar con la pelota, entregándola en la mano una y otra vez, y, sobre todo, nadar. El agua es su gran pasión. Nuestros Golden disfrutan con nosotros en la playa bañándose continuamente, nadando largas distancias e, incluso saltando las olas y volviendo luego a la arena en la cresta de la ola como unos “surferos”.
       
       
Este artículo pretende ser un resumen del Standard y cualidades de la raza, los problemas derivados de su cría, cómo introducirse en el mundillo de las exposiciones y conocer la actualidad de la raza en Galicia, que cómo luego veremos goza de buena salud en cantidad y calidad de ejemplares dentro del contexto nacional.